Inicio

Bienvenidos:

 

 

 

 


 

Más información


 ¡PARROQUIAS EN RENOVACIÓN

DE DISCÍPULOS QUE VIVEN EN COMUNIÓN!

Hemos celebrado nuestra décimo octava Asamblea diocesana de pastoral el 7 y 8 de noviembre pasado, presididos por nuestro Obispo diocesano, Monseñor Héctor Cubillos, quien ha convocado a todos los sacerdotes diocesanos y religiosos que tienen cargo pastoral, un laico por parroquia, nuestro Seminario Mayor con sus formadores y seminaristas y los que conforman los equipos de dinamización del Plan pastoral en el nivel diocesano y zonal.

Espacio de renovación en Cristo:

Durante estos dos días volvimos a experimentar la presencia del Señor Resucitado en nuestra Diócesis, en su Palabra, en la Eucaristía, en el Obispo y sus sacerdotes, en los fieles laicos y los consagrados, en la oración, el trabajo, la reflexión pastoral y el encuentro fraterno. Igualmente dimos gracias a Dios por la obra renovadora que está viviendo nuestra Iglesia diocesana y parroquial, las catorce Delegaciones Episcopales y nuestro Seminario Mayor.

Animados por el Espíritu Santo trabajamos en pequeños grupos en ambiente de comunión y participación aportando lo mejor de sí mismos para diseñar entre todos cuál es la meta a la que deseamos llegar al finalizar el 2023 y cuáles son los mejores caminos para llegar a alcanzarla. Todos estos aportes fueron recogidos en un documento que trazó tres grandes líneas de renovación: a) La vida y el ministerio de los sacerdotes; b) La parroquia con su planeación pastoral y el empeño en la formación; c) El proceso evangelizador en sus tres acciones (misionera, iniciación cristiana y pastoral).

Mensaje final de la Asamblea:

 

Antes de la Eucaristía de clausura, nuestro Obispo dio un mensaje que recoge el querer de Dios sobre esta Diócesis y todos los agentes de pastoral que en ella servimos. La pregunta principal que nos planteó fue: ¿Qué aspectos implica la renovación de la vida y la pastoral parroquial?

Basándose en la carta de san Pablo a los Romanos que dice: “Les pido, pues, hermanos, por la misericordia de Dios, que se ofrezcan como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios: Éste debe ser su auténtico culto. Y no se acomoden a los criterios de este mundo, antes bien transfórmense, renueven su interior, para que puedan descubrir cuál es la voluntad de Dios: lo bueno, lo que le agrada, lo perfecto” (Rm. 12, 1-2), nos recordó que la renovación interior es el primer paso, y consiste en que cada sacerdote y agente de pastoral busque pensar, sentir y realizar lo que es bueno, lo que agrada a Dios, lo perfecto.

Citando nuevamente al Apóstol en su carta a los Gálatas cuando exclama: “¡hijos míos!, por quienes sufro de nuevo dolores de parto, hasta ver a Cristo formado en ustedes”  (Ga. 4,19), hizo referencia a que esta renovación de la vida y la pastoral de nuestras parroquias implica dolor, esfuerzo, fatiga y sufrimiento. Quienes asumen con valentía este arduo trabajo podrán luego entonar el cántico de los vencedores al Señor Resucitado del que habla el libro del Apocalipsis (15, 3-4).

Así mismo, Monseñor reiteró que la meta de esta renovación es la de responder al llamado de Jesucristo Resucitado de “ser y hacer discípulos misioneros que viven en comunidad”, llamado que se concreta en la vida y la pastoral de cada parroquia cuyo esplendor y belleza está en que sea comunidad de fe, esperanza y caridad.

Otro aspecto al que hizo mención y que ayuda de manera muy eficaz a la renovación de la parroquia es decidirse por un Plan parroquial basado en el Plan de la Diócesis. Esta planeación por objetivos permite trabajar en una pastoral de conjunto, saber con qué recursos se cuenta y llevar una programación ordenada y coordinada de actividades. Muy unida a la planeación está la formación integral y con procesos serios para todos los agentes de pastoral entre los cuales se destacan los párrocos y sus vicarios parroquiales.

Por último, comentó que las Delegaciones episcopales están en función de esta renovación parroquial y que el Seminario Mayor tiene la tarea de hacer la adecuación de las conclusiones a las que se ha llegado en esta Asamblea Diocesana.


 

Delegación Episcopal de Pastoral Infantil

Formación para Monaguillos

Click Aqui

 

 


Delegación Episcopal de Pastoral Misionera

 Formación para Comités de Pastoral Misionera. Click Aqui

 


 

 


Santuarios y Lugares Sagrados

  • Basílica Menor del Santo Cristo (Ubaté).


LA PARROQUIA: COMUNIDAD DE COMUNIDADES, QUE DAN FRUTO EN ABUNDANCIA.

Por: Sem. Juan Rafael Beltrán Rojas

El pasado Domingo 4 de Noviembre, fin de semana previo a la XVIII Asamblea Diocesana de pastoral, se vivió en la parroquia San Miguel Arcángel de Gachetá el encuentro de las pequeñas comunidades parroquiales (PCP), con el apoyo del delegado Episcopal para la pastoral misionera Padre Fredy Álvarez, se llevó a cabo una jornada de reflexión y formación sobre el ser y que hacer de las pequeñas comunidades, seguido por un compartir y el testimonio de la vereda de Moquentiva sectores de Romeral y Solaque, quienes desde hace 11 años vienen caminando en la conformación de estas pequeñas comunidades apoyados por los sacerdotes de la parroquia y con un gran impulso a partir de la visita pastoral de Monseñor Héctor a esta comunidad en el año 2010, actualmente existen nueve pequeñas comunidades que dan fiel testimonio del dinamismo que imprimen a la vida parroquial, así como el surgimiento de vocaciones a la vida sacerdotal, pues para el año 2019 contarán con cinco seminaristas procedentes de esta vereda: Rafael Beltrán (I de Teología), Andrés Beltrán (III de Filosofía), Ronaldo Beltrán, Jorge Beltrán y Jaiber Díaz (Propedéutico), estos seminaristas que se forman en el Seminario mayor San José de Zipaquirá, “Corazón de la Diócesis”, son fruto de las familias que conforman las PCP dando testimonio del proceso de renovación parroquial.

Adicionalmente en este encuentro se contó con la presencia de 22 de las 35 pequeñas comunidades parroquiales que fruto de la misión parroquial familiar se han ido conformando en los diferentes sectores y veredas del municipio de Gachetá. La Jornada finalizó con la Eucaristía de envío y consagración de los Animadores, los cuales con la firme convicción de continuar en esta noble labor renuevan su compromiso de formar y acompañar Comunidades Parroquiales de Discípulos y misioneros de Jesucristo y de la Iglesia.

 

 


Ayudas Litúrgicas

Lectura Santa para el 20 de enero de 2019

DOMINGO 2° DEL TIEMPO ORDINARIO

 Textos: Is 62,1-5; Sal 95; 1Cor 12,44; Jn 2,1-11

Todavía no ha llegado mi hora… Haced lo que Él os diga” (2, 4-5)

Lectura Santa del 20 de enero

INDICACIONES LITÚRGICO PASTORALES

20 de enero de 2019

 

 

DOMINGO 2° DEL TIEMPO ORDINARIO