DELEGACIÓN EPISCOPAL PASTORAL BIBLICA

Pbro. Ricardo Mauricio Cortés Alonso

 

  1. Definición de la ABP

 

La Animación Bíblica de la Pastoral (ABP) es el servicio, que anima, mediante la Palabra de Dios escrita, que se comprende, se ora y se vive en la Iglesia, a toda persona e instancia pastoral, al encuentro con Jesucristo vivo, de tal forma que El sea camino, proceso de conversión personal y pastoral, sea modelo de misionero y contenido de la misión.[1]

 

  1. Objetivo General

 

Suscitar, mediante el encuentro con Jesucristo vivo que se da en la lectura orante de la Palabra de Dios, su interiorización y vivencia, la renovación de la vida de los sacerdotes, los consagrados y fieles laicos, en nuestras parroquias para que lleguen a ser comunidades de discípulos misioneros de Jesucristo y de la Iglesia.[2]

 

  1. Objetivos específicos:

 

  1. Realizar una lectura orante del Nuevo Testamento, buscando encontrar las raíces del proceso del discipulado en el que Jesús: ama, llama, transforma, forma y envía al discípulo misionero.[3]

 

  1. Brindar elementos bíblicos sobre pastoral familiar, catequesis y misión al comité parroquial específico, a través de las delegaciones episcopales, que les permita diseñar su proyecto con fundamentación en la Sagrada Escritura.

 

iii.  Brindar elementos bíblicos sobre pastoral vocacional y social,  al comité parroquial específico, a través de las delegaciones episcopales, que les permita diseñar su proyecto con fundamentación en la Sagrada Escritura.

 

  1.  Brindar un plan formación a los agentes de pastoral parroquial en la Sagrada Escritura, de tal forma que lleguen a ser promotores de la renovación de sus comunidades desde la Palabra.
  2. Apoyar a la Delegación Episcopal de Misión en el contenido bíblico de cada uno de los itinerarios de la Misión Permanente con el fin de que esta se realice en veredas y conjuntos residenciales, inquietando a los fieles hacia la lectura e interiorización de la Palabra de Dios.

 

  1.   Colaborar con un material que permita impregnar las pequeñas comunidades resultantes de la misión pastoral, con una cultura de reflexión bíblica. Es decir, hacer de la Palabra el centro, guía y luz de la vida espiritual de estas comunidades.

 

 


 

 

[1] Cfr. Retamales, Santiago. La animación bíblica de la pastoral: su identidad y misión. San Pablo, Bogotá, p 24.

[2] La ABP se encuentra al servicio del plan quinquenal de la diócesis de Zipaquirá y, desde esa perspectiva, busca apoyar la realización del objetivo general del mismo, solamente que lo hace desde la propuesta de renovar la vida espiritual y pastoral de todos los miembros de la Iglesia, a través del encuentro con Jesucristo, muerto y resucitado, que se realiza en diálogo con la Palabra de Dios escrita.

[3] Se busca realizar este objetivo durante el año 2017, en armonía con el calendario litúrgico en el que corresponde ciclo A.