Sacerdotal – Ministerial

DELEGACIÓN EPISCOPAL DE PASTORAL SACERDOTAL

Pbro. Marco Fidel Pinzón Palacio

Delegado Episcopal

Lecturas: El párroco y sus compromisos http://pastoralsacerdotaldiocesisdezipaquira.blogspot.com/

DIÓCESIS DE ZIPAQUIRÁ

PLAN PARA LA PASTORAL SACERDOTAL

Este plan elaborado en el año 2005 tiene aspectos que ya se han ejecutado, otros requieren de mayor atención y sobre este marco se está trabajando desde el plan de renovación parroquial un documento propio para la renovación de la vida y ministerio de los sacerdotes en nuestra Iglesia diocesana de Zipaquirá. Por ahora nos sirve como base este material mientras sale el documento final que se encuentra en su primera fase del ver.

Texto Bíblico Inspirador: San Juan 17, 21 “Que todos sean uno”

Naturaleza: Es la acción eclesial, encabezada por el Obispo diocesano, que busca la santificación de los sacerdotes y diáconos, proporcionándoles de forma permanente lo que necesitan para su configuración con Cristo Pastor en el ejercicio de la caridad pastoral y para su formación permanente en todas las dimensiones de su existencia.

  1. JUSTIFICACIÓN

Ante la necesidad de dar formación permanente a los sacerdotes, frente al espíritu del mundo que ha logrado invadir todos los ambientes, que se caracteriza por el hedonismo, el materialismo, el secularismo y la infiltración de ideologías dentro de la misma Iglesia, la pastoral sacerdotal es el único camino para salvar al sacerdote, llamado a vivir en el mundo sin ser del mundo.

  1. OBJETIVO GENERAL

Crear en la Diócesis un ambiente propicio que suscite en los presbíteros la necesidad de crecer en las dimensiones humano-comunitaria, espiritual, intelectual y pastoral (PDV N° 72), basados en una profunda vida espiritual y un anhelo de santidad, a partir de una auténtica fraternidad sacerdotal, que los lleve a convertirse en signo de salvación para la humanidad, reavivando el don recibido en la ordenación y viviendo la caridad pastoral en el desarrollo de su ministerio presbiteral.

  1. CRITERIO

La responsabilidad de la pastoral sacerdotal es de todos los miembros del presbiterio y de las comunidades parroquiales.

  1. PROGRAMAS DE ATENCIÓN

Pastoral vocacional

Justificación: Subió al monte y llamó a los que Él quiso, y vinieron donde Él. Instituyó doce para que estuvieran con Él y para enviarlos a predicar con poder de expulsar los demonios” (Mc. 3, 13-15). Es a la Iglesia, por medio del Obispo, a quien corresponde suscitar en los jóvenes el llamado que Cristo les hace. La vocación se concreta por el llamado del Obispo.

Objetivo: Despertar y acompañar el discernimiento vocacional de los jóvenes aspirantes al sacerdocio en nuestra Diócesis, para que se comprometan a seguir a Jesucristo en el servicio a la Iglesia.

Metas:

  1. Que al menos el candidato tenga un año de proceso vocacional.
  2. Que sea conocido personalmente por el párroco, el delegado u otro sacerdote.
  3. Que conozca y asimile las orientaciones generales (dimensiones de la formación sacerdotal) para que pueda ser aceptado en el Seminario.
  4. Que la pastoral vocacional esté en íntima coordinación con el Seminario.
  5. Que el delegado conozca la familia del candidato y tenga encuentros con ella.
  6. Que el párroco dé su opinión por escrito sobre el candidato, después de conocerlo.
  7. Que el Seminario tenga en cuenta el parecer del párroco.
  8. Que los sacerdotes colaboren en el despertar vocacional de los jóvenes.
  9. Que la comunidad parroquial apoye espiritual y económicamente al aspirante.
  10. Que el delegado y el ecónomo del Seminario definan quiénes asumen la responsabilidad del pago de la pensión del aspirante antes de matricularse en el Seminario.

Programas y calendario (han de ser elaborados por el delegado y su equipo).

  1. Formación en el Seminario

Justificación: La necesidad de establecer cuál es el perfil del sacerdote diocesano para que pueda responder a los retos y a la problemática del mundo actual.

Objetivo: Dar a los futuros sacerdotes una formación integral según el corazón de Cristo, para que se identifiquen con Él y asuman en la Iglesia el ministerio profético, sacerdotal y pastoral.

Objetivos específicos:

  1. Hacer del Seminario una casa y escuela de comunión, para que, contemplando con el corazón el Misterio de la Trinidad, el seminarista acoja y valore al hermano como miembro activo del Cuerpo Místico de Cristo.
  2. Contemplar el rostro eucarístico de Cristo para hacer de la vida diaria una permanente ofrenda según el modelo del Maestro.
  3. Formar a los futuros sacerdotes en espíritu de generosidad, disponibilidad y servicio, para que vivan a lo largo del ministerio sacerdotal las exigencias evangélicas con énfasis en los consejos evangélicos.
  4. Promover en los seminaristas el sentido de identidad y de pertenencia al Seminario y a la Iglesia para que cada uno asuma con responsabilidad su proceso de formación con énfasis en la corrección fraterna.

Metas inmediatas:

  1. Que los seminaristas tomen conciencia de su responsabilidad en la oración personal.
  2. Que durante el tiempo de su formación sean conscientes de que han de prestar servicio misionero a donde se les envíe ya ordenados presbíteros.
  3. Que en los grupos de vida se practique la corrección fraterna.
  4. Que la liturgia del Seminario sea una respuesta a los objetivos propuestos.
  5. Que la dirección espiritual y el proyecto personal de vida se enfoquen a la luz de estos objetivos.
  6. Que los seminaristas conozcan desde el Magisterio de la Iglesia los contenidos doctrinales de los objetivos específicos.
  7. Que la comunidad del Seminario insista en los hábitos que favorezcan la disciplina en el nivel personal y comunitario.
  8. Que los formadores y los profesores del Seminario fomenten el espíritu investigativo en la Biblioteca.
  9. Que el Obispo, con el consejo del Seminario, programen el año de experiencia pastoral de los seminaristas.
  10. Que el Obispo promueva y seleccione, con la ayuda del consejo del Seminario, candidatos para formadores del Seminario

 

Pastoral con los neo-presbíteros

Justificación: El neo-presbítero tiene que comenzar a poner en práctica lo que aprendió en la formación que se le dio en el Seminario, con la ayuda de la Diócesis. Necesita un ambiente sacerdotal que lo acompañe para no ser contaminado y absorbido por el espíritu del mundo. Los primeros años de vida del presbítero marcan el estilo del ministerio sacerdotal.

Objetivo: Acompañar durante los dos primeros años a los neo-presbíteros en su experiencia de fe, su crecimiento espiritual, su vivencia de fraternidad sacerdotal y su acción pastoral para que se consolide en ellos la capacitación y la disponibilidad para recibir cargos diocesanos, extra diocesanos y misioneros.

Metas:

  1. Que el programa sea coordinado por un delegado del Obispo con la ayuda de algunos sacerdotes y especialistas en temas sacerdotales.
  2. Que haya reuniones periódicas con la presencia del Obispo, y que las mismas se conviertan en espacios de comunión.
  3. Que en las reuniones se traten temas de espiritualidad, de administración, de vida sacerdotal (oración, obediencia, celibato, pobreza) y haya un espacio para la exposición del Santísimo.
  4. Que los neo-presbíteros no sean nombrados párrocos dentro o fuera de la Diócesis antes de cumplir tres años de ministerio.
  5. Que el delegado esté en comunicación permanente con los neo-presbíteros.
  6. Que los neo-presbíteros estén acompañados por párrocos formadores.
  7. Que el delegado mantenga comunicación con el párroco que los acompaña.

Programas calendario: el delegado con el grupo de neopresbíteros fijarán la programación con fechas, lugares, horarios temática, costos, etc.

 

Pastoral por edades de ordenación

Justificación: La necesidad de que los presbíteros asuman el compromiso de  buscar la santidad, de vivir la fraternidad y la caridad pastoral, “Te recomiendo que reavives el carisma de Dios que está en t”’ (2 Tim. 1,6); “No descuides el carisma que hay en ti, que se te comunicó por intervención profética, mediante la imposición de las manos del colegio de presbíteros. Ocúpate en estas cosas; vive entregado a ellas para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos. Vela por ti mismo y por la enseñanza; persevera en estas disposiciones, pues obrando así, te salvarás a ti mismo y a los que te escuchan” (1 Tim. 4,14-16).

Objetivo: Acompañar los grupos de sacerdotes por edades de ordenación para que crezca en ellos el anhelo de santidad, la caridad pastoral, y la fraternidad sacerdotal manifestada en acciones de cercanía y solidaridad.

Metas:

  1. Que cada grupo esté animado por un coordinador elegido por el mismo grupo para organizar los encuentros de sacerdotes en coordinación con el delegado.
  2. Que se organicen encuentros para el descanso, la espiritualidad, la formación permanente y el compartir pastoral.

Programas y calendario: serán organizados por el delegado y coordinador de cada grupo.

Pastoral con los sacerdotes misioneros

Justificación: El sacerdote se ordena para la iglesia universal. Es necesario estar abierto y disponible para ser enviado a predicar el evangelio en nombre de la Diócesis, dentro o fuera del país, pero debe prepararse para asumir con responsabilidad la misión que se le asigna.

Objetivo: Acompañar a los sacerdotes que prestan servicio misionero fuera de la Diócesis para que sientan cercanía con su presbiterio, crezcan en su identidad sacerdotal y reciban las ayudas que necesitan.

Metas:

  1. Que haya acuerdo previo entre los Obispos a quo ad quem para establecer con claridad el servicio que se va a prestar, la capacidad del sacerdote para desempeñarlo y la congrua sustentación.
  2. Que se establezca entre los obispos el tiempo de servicio misionero.
  3. Que el delegado esté en comunicación permanente con los sacerdotes misioneros, los visite para conocer sus problemas y les ayude a solucionarlos.
  4. Que les haga llegar con prontitud las comunicaciones de la Diócesis.
  5. Que no sean enviados como misioneros antes de tres años de ejercicio del ministerio.
  6. Que no sean enviados sacerdotes con problemas.

Programa calendario: corresponden al Obispo con la ayuda del delegado.

 

Pastoral con sacerdotes estudiantes enviados por el Obispo

Justificación: La necesidad de ofrecer al sacerdote la posibilidad de que se actualicen y preparen para prestar un mejor servicio en la Iglesia.

Criterio: Únicamente podrán tener acceso a estudios especializados sacerdotes autorizados por el Obispo.

Objetivo: Preparar sacerdotes designados por el Obispo para que se especialicen en diferentes áreas para desempeñar cargos pastorales en el Seminario o en la Diócesis.

Metas:

  1. Que el delegado mantenga comunicación con los sacerdotes estudiantes.
  2. Que antes de ser enviados se establezca con claridad cómo van a vivir y de qué medios se valdrán para costear los gastos de estudio.

Programa y calendario: corresponden al Obispo con la ayuda del delegado.

  1. Pastoral con los sacerdotes en dificultad

Justificación: El presbiterio debe tomar conciencia de que los problemas sacerdotales afectan a todo el presbiterio y a las comunidades, y hacen daño a la Iglesia.

Objetivo: Ayudar a los sacerdotes que estén en dificultad para que puedan superarla y vuelvan a la fidelidad sacerdotal.

Criterio: Es responsabilidad directa del Obispo la ayuda que ha de prestarse a los sacerdotes en dificultad.

Metas.

  1. Que el Obispo, con la ayuda de los vicarios foráneos, identifique a los sacerdotes con dificultades, y la situación concreta en que se encuentran.
  2. Que el Obispo, con la ayuda del Colegio de Consultores y el Delegado Episcopal para la Pastoral Sacerdotal busque la solución de los problemas.
  3. Que en cada caso el Obispo determine la solución que convenga, o que por un tiempo esté el sacerdote con otro que le ayude a encontrar caminos de solución, o que pida dispensa de las obligaciones sacerdotales.
  4. Que los sacerdotes no encubran los problemas de sus hermanos sacerdotes, sino que informen de los mismos a tiempo al Obispo.

Programa y calendario: Es responsabilidad directa del Obispo.

Pastoral sacerdotal en las Vicarías Episcopales

Justificación: La vivencia del sacerdocio se realiza principalmente en la Vicaría Episcopal como espacio de comunión.

Objetivo: Mantener una buena organización de las vicarías foráneas para que, dentro de sus objetivos, los sacerdotes crezcan en su identidad como ministros de Dios.

Criterio: las reuniones de vicaría han de tener principalmente carácter sacerdotal.

Metas.

  1. Que en las reuniones de zona pastoral haya un momento de experiencia espiritual, de formación permanente y de compartir pastoral.
  2. Que los vicarios episcopales se preocupen en forma especial por los neo- presbíteros.
  3. Que en la Zona pastoral se organicen retiros espirituales semestrales.
  4. Que las reuniones mensuales sean de un día para otro.
  5. Que el Vicario episcopal informe continuamente al Obispo sobre los planes zonales, lugares, fechas y temática de las reuniones.
  6. Que los sacerdotes de la zona tengan momentos de descanso en común.
  7. Que se programe y evalúe periódicamente la vida .
  8. Que la Zona pastoral acoja el material que le proporcione el equipo de pastoral sacerdotal.

Programa y calendario: es responsabilidad de cada uno de los Vicarios con los sacerdotes de la Vicaría.

  1. Pastoral sacerdotal en las comunidades parroquiales

Justificación: El sacerdote necesita el apoyo de su comunidad, y la comunidad tiene obligación de dárselo.

Objetivo: Hacer tomar conciencia a las comunidades parroquiales de su obligación de brindar a los sacerdotes el apoyo espiritual y material para que puedan responder a la misión que se les ha confiado.

Metas

  1. Que el Párroco con su comunidad parroquial promueva campañas de oración por los sacerdotes, vigilias ante el Santísimo Sacramento, jueves sacerdotales y horas santas, etc.
  2. Que cada comunidad parroquial acompañe a sus sacerdotes con ayudas espirituales y materiales, corrección fraterna, oración, etc.
  3. Que las comunidades parroquiales ayuden para la construcción y mantenimiento de la casa sacerdotal.

Programación y calendario: le corresponde al equipo de pastoral sacerdotal.

AGENTES DE LA PASTORAL SACERDOTAL

El Obispo.

El Consejo Presbiteral.

El Delegado de la Pastoral Sacerdotal.

El Equipo de Pastoral Sacerdotal.

Los Vicarios foráneos.

Cada presbítero.

Las Comunidades parroquiales.

Toda la Iglesia Particular.

RECURSOS: EN LO ESPIRITUAL

Foyer de Charité

Grupos de oración

Casas de retiros

Fraternidad sacerdotal,Centro sacerdotal,casa sulpicianay otras.

Retiros espirituales para todo el presbiterio, para vicarías y grupos sacerdotales

EN LO INTELECTUAL

ITEPAL

Universidades cercanas

Seminario

EN LO MATERIAL

Fundación Bernardo Acosta Padilla

Diócesis

Vicarías foráneas

 

METAS:LA BUSQUEDA DE LA SANTIDAD

LA FRATERNIDAD SACERDOTAL.

LA CONSTRUCCION DE LA CASA SACERDOTAL

 

PASOS EN FORMA INMEDIATA:

  1. Ser testimonio de vida sacerdotal y vivir la fraternidad sacerdotal
  2. Conformar equipos y elaborar planes en cada uno de los programas
  3. Nombrar delegados para los diferentes programas.
  4. Fijar metas para la elaboración de cada uno de los programas
  5. Establecer cronograma de los equipos de trabajo
  6. Motivar en forma permanente a los presbíteros en las vicarías foráneas para asumir este trabajo con espíritu de corresponsabilidad
  7. Crear equipos sacerdotales en las vicarías foráneas
  8. Realizar campañas de oración en las comunidades parroquiales y de promoción de ayudas materiales en bien de sus sacerdotes
  9. Contar con el apoyo permanente de la Fundación Bernardo Acosta Padilla y de los demás agentes.

VIVENCIA DE LA FRATERNIDAD SACERDOTAL:

  1. En lo económico, unificando la congrua sustentación de todos los sacerdotes del presbiterio.
  2. En el compartir diocesano, que las parroquias congruas asuman en comunión la responsabilidad con las parroquias incongruas.

 

Semblanzas del Padre Rafael Bonilla

Testimonios sobre el Padre Rafael Bonilla


ACTIVIDADES PASTORALES

Necesidad de una pastoral presbiteral para

sacerdotes santos Leer más…